Gastón Díaz: este conflicto sentará un importante precedente

El Dr. Gastón Díaz, abogado de la firma D+D, se refirió al acuerdo logrado con el sindicato de Camioneros y dijo que este conflicto inaugura un plano de situación nuevo en la provincia, para el que las autoridades administrativas y judiciales deberá definir mecanismos de resolución.

114

En diálogo con El Primero De La Fila, por FM La Isla, el Dr. Gastón Díaz comentó el acuerdo logrado entre la Firma D+D distribuciones (Arcor) y el sindicato de Camioneros, en el marco del conflicto que había mantenido cerrada la distribuidora por más de 30 días, sobre ello, dijo que el acuerdo versa sobre el inmediato traspaso a Camioneros de los trabajadores dedicados al reparto de mercadería y un plazo de 180 días para definir la situación de los que desarrollan tareas dentro del galpón de la firma, mientras que los que se dedican a las ventas al por menor seguirán perteneciendo al centro de empleados de comercio.

Díaz destacó la labor del Dr. Maximiliano Palladino, abogado del estudio que conduce, quien llevo adelante toda la tramitación del conflicto ante las autoridades laborales y la instancia judicial, señalando que él intervino  ante la propuesta de negociación de parte de camioneros en las últimas horas del día martes. En ese sentido, dijo que este acuerdo tuvo como base reuniones previas, en las que ambas partes reconocieron los inconvenientes que traía aparejado para cada una la prolongación del conflicto.     

“terminó siendo muy fructífera una reunión previa, en la que no nos pusimos de acuerdo, pero en la cual Camioneros había reconocido los inconvenientes que tenía D+D para pasar los trabajadores a Camioneros, por un tema de la central de Arcor que no les permitía pasar a los trabajadores a ese gremio; y, al mismo tiempo, la empresa le reconoció a Camioneros que entendía que ellos pelearan por los trabajadores que ellos entendían que tenían que ser de su sindicato. En esa reunión, nos pusimos de acuerdo en los trabajadores del reparto, en lo que no nos pusimos de acuerdo fue en este impase, que terminó siendo el acuerdo final al que asistimos estos días”. Explicó Díaz.

El abogado, dijo que el vacío legal que se generó ha demostrado la necesidad de que se determine un mecanismo de resolución de este tipo de conflictos, en los que dentro de un mismo giro de negocios hay tareas disimiles que pueden ser encuadradas dentro de distintos convenios colectivos. Al respecto, dijo que son muchas las empresas que trabajan de este modo y que este inconveniente abrirá la puerta a nuevos planteos de este tipo.

El vacío legal al que hizo alusión el letrado se da a partir de las sucesivas declaraciones de incompetencia  de los distintos órganos estatales que intervinieron. En un primer momento se declaró incompetente el ministerio de trabajo de Nación, quien resolvió que era la justicia laboral la que debía resolver el conflicto, la justicia por su parte, también se declaró incompetente, esgrimiendo que dado que no se trataba de un conflicto entre empleadores y empleados el tema no era de su incumbencia, por último, el ministerio de trabajo provincial, si bien propició cierto ámbito de negociación, tampoco contaba con las herramientas legales para definir el pleito.

“Esto va a sentar un precedente, porque hay muchos establecimientos que están todos los trabajadores en un convenio o todos en otro. Me parece muy importante que aparezca cual es el mecanismo, nosotros ahora  vamos a instar al Ministerio de Trabajo de la Nación y a la justicia federal para que resuelvan, porque todos los empleadores que se encuentran en esta situación tienen que tener la certeza de a donde tienen que recurrir en caso de tener esta discusión. Esto va a tener consecuencias, lo importante es saber quién tiene que intervenir en este caso. Yo descarto al Ministerio de Trabajo en la Provincia, que desde ya no tiene injerencia”. Explico Díaz.

Para cerrar, el letrado dijo que han planteado a la empresa que si cabía de manera legal el nuevo encuadre, habrá que respetarlo, Para lo que señaló que es muy importante que se haya brindado el prudencial plazo de 180 días, dado que la adhesión de trabajadores a otro convenio colectivo no implica solamente una cuestión salarial, sino varias otras vinculadas con las condiciones de trabajo.