Flexibilización laboral: “no hay que dormirse en los laureles, en Brasil consiguieron los votos”

Lo dijo el ministro de trabajo, Claudio Carrera, en referencia a la tendencia hacia la flexibilización laboral del gobierno nacional y lo sucedido en Brasil donde se aprobó la modificación de las leyes de trabajo.

336

  El ministro de trabajo de la provincia, Claudio Carrera, se refirió a lo acontecido en Brasil la semana pasada, donde se aprobó la modificación a las leyes laborales, llevando a un marco de extrema flexibilidad las relaciones de trabajo.

  “Lo que se busca es borrar todos los años que gobernó –en Brasil- el PT (Partido de los trabajadores), yo creo que si hay alguna intención de hacer eso –en Argentina- se va a esperar a octubre, las PASO van a ser una medida de cómo se posiciona el país y cómo se va a ejercer la defensa de nuestros trabajadores”, opinó Carrera.

  En tal sentido, dijo que las PASO son de suma importancia porque cualquier reforma debe pasar por el congreso y dependerá de su conformación que prosperen o no las modificaciones que pretende el gobierno y agregó “es una mayoría agravada pero no hay que dormirse en los laureles, en Brasil consiguieron los votos”.

  Según expresó Carrera, el planteo sobre mejorar la competitividad a través de la flexibilización es erróneo y dijo que cualquier modificación en el marco de las relaciones laborales debe darse desde una situación de pleno empleo.

  “La competitividad viene de la amo de muchas cosas, yo creo en el pleno empleo y de ahí, una vez que la gente está trabajando hacer la reforma, en todo estos años, que se bajó el desempleo, capaz hubo que hacer reformas que no se hicieron y algunos sectores quedaron en estado de vulnerabilidad, hoy por hoy la Pymes, por ejemplo, no piden marcos más flexibles, piden que vuelvan las condiciones económicas de antes”, explicó el ministro.

  En igual sentido, expresó que hemos vivido con ciertas leyes de flexibilización que no nos han llevado a nada y que “luego Kirchner las derogó y apostó por el empleo y nos ha ido mejor”. “En este momento hay que ser prudente, la precarización laboral lleva a una esclavitud moderna”, enfatizó.

  Por otra parte, comentó que la situación económica del país tiene cada vez mayores repercusiones en el ámbito del concejo federal del trabajo, en el que participan los ministros de todas las provincias y donde cada vez los reclamos suben más de tono respecto al rumbo que ha adoptado Nación. Sobre eso, detalló que el principal reclamo, además de señalar el desacierto de la política económica, es la falta de programas para la reactivación y el rescate de las empresas y recordó que durante el gobierno anterior contaban con herramientas como el REPRO (programa de recuperación productiva) que ayudaba a mantener las fuentes de trabajo y las fábricas abiertas.    

  Para concluir, dijo que no hay que dejar de ver cierta estrategia del gobierno nacional cuando instalan en la agenda mediática generalizaciones como “la mafia de los juicios laborales”. Sobre ello, opinó que es evidente la tendencia a seguir los pasos de Brasil y es necesario estar atentos para defender los derechos de los trabajadores.