“El planteo por la flexibilización tiene un trasfondo político”.

Así se expresó el titular de AFARTE, Federico Hellemeyer, en referencia a los trascendidos acerca de acuerdos entre la patronal, los sindicatos y el gobierno nacional para abaratar costos laborales en Tierra del Fuego.

194

En el día de ayer, el portal Iprofesional.com, públicó que se habrían realizado reuniones, en las que participaron representantes de UOM de Río Grande y Ushuaia, el ministro de trabajo Jorge Triaca y representantes de empresarios del sector electrónico, para discutir una serie de modificaciones en los convenios colectivos de trabajo a fin de abaratar costos de producción. Según el mencionado diario digital, reducir el ausentismo, aumentar la productividad y mejorar la logística, son algunos de los ejes de una negociación que se aceleraría tras las PASO.

 Los puntos de importancia señalados son, entre otros, el ausentismo, el adicional por zona desfavorable y la cantidad de delegados por planta.

  Por su parte, el Titular de AFARTE, Federico Hellemeyer, no desmintió que hayan mantenido reuniones en el Ministerio de Trabajo con el sindicato, pero negó categóricamente que hayan acordado con alguien avanzar en este sentido o que el ministerio oficie a su favor en ello. Aun así, reconoció que desde la patronal procurarán hacerlo.

  Según expresó Hellemeyer en FM Del Pueblo, el planteo sobre supuestos acuerdos entre la patronal y el gobierno nacional están vinculados con una cuestión electoral y pospuso la discusión sobre estos temas a la finalización de los comicios. No obstante, señaló que darán esa discusión y las modificaciones que se den dependerán de los acuerdos a los que puedan arribar con los sectores interesados.

“Nosotros no tenemos ningún plan, no podemos tener un plan, podemos querer cosas, pero todo lo que obtengamos va a ser a través del acuerdo con el sindicato”, dijo el empresario y agregó “que lo planteemos en una mesa de trabajo no es garantía de nada, yo creo que todo esto obedece a la campaña electoral y como de esa manera tratan de sacarle provecho”.  

  Respecto del ausentismo, Hellemeyer señaló que es un punto fuerte que quieren discutir, ya que la cantidad de casos asciende a un 10 % con picos del 15 %. Si bien UOM mantiene la postura de que el ausentismo se corresponde a enfermedades profesionales y a la mala gestión de las ART,  el empresario señaló que las ausencias vinculadas a este tipo de incidentes son solo tres de cada diez, mientras que las otras son por otras enfermedades o injustificadas y remarcó que las estadísticas aumentan los días previos o posteriores a los días de descanso.

  También discutirán la zona desfavorable. Si bien los empresarios reconocen que se trata de una zona desfavorable, en base a los cambios que ha habido en la habitabilidad de Tierra del Fuego, corresponde revisar la proporción del monto del adicional.

La cantidad de delegados es otro de los temas que preocupa a los empresarios, según expresó Hellemeyer, hay un delegado cada treinta personas, “lo cual es un número importante”, señaló. Además llamó a tener en cuenta que en Tierra del Fuego se da un caso particular, el de que los delegados no desarrollan actividades productivas, lo cual, según dijo, no se da en otros lugares.

 Cabe señalar que desde el sindicato ya se han hecho escuchar voces manifestando la oposición a toda modificación en las condiciones de trabajo, con una actitud intransigente en el ejercicio de la defensa de los trabajadores. Luego de las elecciones seguramente esta discusión entrará en su apogeo, ya que el gobierno nacional ha mostrado indicios de abogar por la implementación de una reforma y ya la oposición Kirchenrista ha presentado un proyecto de ley “paragua” para tratar de frenar estos avances.