Vuoto destacó el llamado a la unidad fueguina que hizo Bertone

El intendente Walter Vuoto resaltó el llamado a la “unidad fueguina” para hacer frente a las políticas del Gobierno nacional, que realizó la gobernadora Rosana Bertone en su discurso de apertura del periodo de sesiones ordinarias de la Legislatura.

51

Vuoto manifestó que “fue un discurso en el que la gobernadora lo dijo todo, con autocrítica y con una síntesis de todo lo que ha sucedido en estos tres años” y en el que “con toda sinceridad planteó cuáles fueron los impactos de la política del Gobierno nacional en Tierra del Fuego, con pérdida de puestos de trabajo”. Y agregó que Tierra del Fuego “fue una de las provincias más golpeadas“.

Además, resaltó que el discurso “fue totalmente sincero, no es fácil hablar de autocrítica, no es fácil decirle a la gente que hemos tenido aciertos y que hemos tenido errores; eso implica que hay humildad”.

“Muchas veces es muy difícil administrar en estos tiempos que se viven, le pasa a la gobernadora y a los intendentes; los recursos se achican pero lo importante es que se ha logrado acomodar la administración, que los sueldos se están pagando, que con esos recursos había que gobernar y hacer obras públicas”, amplió.

El intendente manifestó que “evidentemente hay cosas para mejorar, pero creo que ha quedado un concepto claro y es que la gobernadora ha llamado a defender los puestos de trabajo, a sostener la unidad fueguina como unidad de concepción, a la defensa de los ataques permanentes del Gobierno nacional que vienen por más, no solo por la economía y los trabajadores, sino también que vienen por las Malvinas, por la Antártida, por todo lo que va a entregar”.

En esa línea, entendió que “es el momento de unirse para ponerle un freno a la política de Mauricio Macri y el discurso de la gobernadora, como dirigente político e intendente de la ciudad, me deja conforme y muy expectante también de lo que se puede hacer”.

Asimismo, observó que “habló de futuro, de la responsabilidad que tenemos en un contexto de la Argentina en el que duplicamos la demanda social; tenemos que discutir los salarios de los estatales y también tenemos que pelear por los empleados del sector privado, por los de las fábricas, por sus derechos, ya que hay gente que la está pasando mal y estos son desafíos para gobernar”.

“No han sido tres años fáciles para ningún dirigente ya sea municipal o provincial, fueron tres años complicados pero el tiempo muestra que la provincia avanzó pese al contexto nacional desfavorable”, enfatizó, y recordó que “veníamos de un país en el que viajabas a Buenos Aires y traías un plan de obra púbica para la Municipalidad o la Provincia; en el que levantabas el teléfono, hablabas con la Presidenta y te fortalecía; en el que se invertía para que se siga generando trabajo; en el que llamabas a un ministro de Trabajo y te resolvía los problemas; en el que llamabas al ministro de Salud y te ayudaba con las ambulancias; en el que los programas sociales llegaban; en el que los viejos iban al PAMI y les entregaban los medicamentos; en el que ibas a Desarrollo Social y te daban respuestas. Ese país dejó de existir”.

“Para poder este año cambiar el rumbo de la Argentina y los problemas que tiene la gente todos los días de no llegar a fin de mes, de quedarse sin trabajo, tiene que haber unidad y consenso. La única forma de ponerle un freno a Macri es estar todos juntos. Por eso acompaño la decisión de la gobernadora y el llamado a la unidad. Y a aquéllos que todavía no hicieron la autocrítica sepan que hay un solo culpable de la situación que atraviesa la argentina y es Mauricio Macri”, aseveró.