El Gobierno no cree en los nuevos «Precios Esenciales» de Macri.

El secretario de comercio de la Provincia, Adrián Lungwitz, se refirió al programa de precios esenciales anunciado por Nación y señaló que no creen que el mismo se aplique de manera correcta ni que sirva para nuestra provincia.

61

  En comunicación con FM La Isla, el funcionario detalló el alcance del programa de precios esenciales dictado por Nación y opinó respecto de su aplicación y posibles efectos en nuestra provincia. En tal sentido, dijo que es un programa sobre el cual el Gobierno de la Provincia no tiene mayores expectativas y sostuvo que se trata de una medida electoralista con poco impacto real en la economía de los argentinos.

 Lungwitz señaló que la propuesta de Nación tiene puntos que resultan inviables para provincias como las nuestras que se encuentran tan alejadas -como es la oferta de ciertos cortes de carne- y afirmó que en Tierra del Fuego “ni siquiera se respetaron los Precios Cuidados”. Sobre ello, aclaró que muchas veces ese incumplimiento está dado porque tanto productores como intermediarios sufren constantemente los embates de las tarifas y el aumento del combustible, lo cual encarece los productos y torna inviable mantener congelado el precio de los productos. “De entrada apostamos a esto, hicimos un convenio con las dos grandes cadenas, Carrefour y La Anónima, de un 5% por debajo de los precios cuidados, pero no se respetó el precio, no se respetó ni el precio cuidado, se fue aumentando mes a mes, se fue desabasteciendo los productos en góndola. Pero esto no es culpa de las cadenas de acá. El problema es la logística, desde el productor hasta el que vende, si les aumentan el precio de los insumos no pueden mantener los precios congelados, con lo cual no pueden entregar los productos al precio convenido, por eso nosotros, como provincia, estamos muy descreídos de este programa”.

  EL funcionario aclaró que son las cadenas comerciales las que adhieren al programa Nacional y que en esto no interviene la provincia. En ese sentido, dijo que están a la búsqueda de elaborar un programa propio y señaló que hay un gran disgusto porque Nación “impuso esto”.

  “hay un gran malestar entre todas las provincias con la Dirección de Comercio Interior de Nación, porque nadie nos consultó, lo sacan de prepo. A los empresarios privados tampoco nadie los consultó, con lo cual están bastante enojados porque hay un tema de multas -del Dec. 274/19 que regula la ley 22.802- que llegan hasta diez millones de pesos, con lo cual hay un gran disgusto por la parte privada”.

  Asimismo, comentó que el presidente buscará “colaboraciones voluntarias” de los empresarios y sostuvo “voluntario hoy en día no sirve, voluntarios somos todos, pero se te viene un aumento y ¿Quién es voluntario?, Poca gente, pocas empresas”.

 Lungwitz dijo que actualmente no hay ningún ente federal para la regulación de la cadena de comercialización  y explicó que algunos temas referidos al consumo se discuten en el seno del COFEDEC- consejo federal de defensa del consumidor-, pero que éste depende de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y no de la de Comercio Interior, que resultaría el ámbito adecuado. En ese sentido, comentó que hubo una sola reunión que agrupó a las Secretarías de Comercio Provinciales para debatir la implementación de Precios Cuidados y “no fue un debate, propusieron y escuchamos, no había mucho para decir, estaba todo armado. Les dimos el visto bueno a ver como andaba y como ya vimos no anduvo, porque los aumentos de precios existieron. Ahora están relazando estos precios esenciales en 60 productos a nivel país, hay que ver cuales llegan a la provincia, eso lo vamos a saber el 29 de abril”, expresó el funcionario.

  Para cerrar dijo, “no creemos en este programa de precios cuidados, por eso tenemos un sistema de ferias, por eso la gobernadora nos pide que hagamos lo imposible por llegar al vecino con el precio más bajo y calidad en el producto, por eso estamos siempre con Mercado de la Costa cada 15 días, hacemos ferias semanalmente en los colegios tanto en Río Grande como en Ushuaia, hacemos con Desarrollo Social algunas y con la Secretaria de Comercio otras, tenemos esa forma de paliar esto en lo que el Gobierno Nacional no nos ayuda para nada, al contrario, nos tira para abajo”.