Continúa la polémica por el “Corredor del Beagle” el gobierno electo presentó un pedido de amparo

La vicegobernadora electa Mónica Urquiza asegura que el gobierno electo se hizo eco de los reclamos de gran parte de la ciudadanía fueguina

11

 Luego de las polémicas causadas hace unos meses por diferentes vecinos y ambientalistas, que decidieron reflejar a través de diferentes vídeos en redes sociales cual era la situación actual del Corredor del Beagle, ahora hacen lo propio el gobernador electo Gustavo Melella junto a su Vice Mónica Urquiza.

 Ambos presentaron un pedido de amparo ante el juzgado civil 2 de la ciudad de Ushuaia contra la empresa Gancedo y el gobierno provincial, El fin del mismo es que se paralicen los trabajos en el denominado “Corredor del Beagle”.

 El escrito consta de 45 fojas, en el mismo tanto Melella como Urquiza solicitan que se preserve el patrimonio ambiental, arqueológico y patrimonial de los fueguinos, ya que los trabajos llevados adelante hasta el momento, han provocado serias alteraciones ambientales e irregularidades de parte de la empresa. El escrito fue presentando por Pablo Villegas y Federico Greve, ambos legisladores electos por el MPF y FORJA respectivamente.

 “Nos hicimos eco del reclamo de los vecinos de nuestra provincia y de sus organizaciones ambientalistas, a fin de lograr entre todos un desarrollo sostenible que represente en los hechos, un equilibrio entre el desarrollo económico, la inclusión social y la protección del ambiente”, sostuvo la Vicegobernadora electa.

 Por su parte, Greve dio detalles de la presentación dando cuenta que “la obra contraría derechos y garantías constitucionales nacionales y provinciales, como así también derechos reconocidos en los distintos tratados internacionales con jerarquía constitucional”.

 “De alguna manera tenemos que poner un freno a esta obra que a todas luces está viciada de irregularidades desde su inicio. Evidentemente, por los canales políticos no hemos podido siquiera lograr que el Ejecutivo se siente en una mesa de diálogo en la que entidades preservacionistas y especialistas en la materia puedan explicar los daños irreparables que ocasiona la obra así como está planteada es por eso que no nos quedó otro camino que recurrir a la vía judicial”, afirmó el legislador electo.

 Es de resaltar que, tanto el Ejecutivo provincial como la empresa a cargo de la obra están llevando a cabo acciones contrarias a la legislación ambiental tanto nacional como provincial.

 Asimismo, Greve añadió que “no estamos diciendo que la obra no sea necesaria, pero así como está planteada y se viene realizando no puede continuar. Debemos realizar seriamente los estudios de impacto ambiental, sin aprietes de por medio, convocar a los especialistas que sean necesarios, analizar a fondo los estudios que se han hecho sobre este tema y planear responsablemente una obra de estas características” resaltando que “por un capricho o vaya a saberse por qué tipo de intereses, no podemos permitir que se destruya un patrimonio que es irrecuperable”.