Crece la incertidumbre de los transportistas por el cobro de peaje en Río Gallegos y temen un efecto cascada

El presidente de la cámara de trasporte de la provincia, Darío Loreto, se refirió a la disposición del municipio de Río Gallegos de cobrar derecho de transito a los transportistas de Chile y Tierra del Fuego. Temen además que otros municipios tomen medidas similares.

22

  “se trata de una medida absolutamente arbitraria y discriminatoria” sentenció el dirigente transportista, Daniel Loreto, respecto de la disposición que ha tomado el municipio de Río Gallegos de cobrarles a los trasportistas a partir del primero de marzo la suma de $3.640ºº por el “uso y mantenimiento” del tramo de la Ruta Nacional Nº 3 que atraviesa dicha ciudad.

  Loreto comentó que se trata de una medida discriminatoria ya que rige solo para los transportistas que atraviesan la ciudad provenientes  o con destino a Tierra del Fuego o Chile, “es arbitrario y discriminatorio porque solo le cobran a los camiones que van con destino a Tierra del Fuego y Chile, a los camiones que van con destino final Río Gallegos no les cobran”, expresó el dirigente.

  El dirigente comentó que la principal preocupación de los transportistas es que en caso de que no se pueda retrotraer la medida adoptada por Río Gallegos, todos los municipios que son atravesados por la Ruta Nac. Nº 3 empiecen a adoptar medidas similares, lo que dispararía los costos del transporte.

  Por otra parte, Loreto se quejó de que en Río Gallegos ya se cobra un impuesto al combustible para mantenimiento de rutas y esta nueva medida sería una doble imposición para los transportistas. Sobre ello, Loreto comentó que ya muchos transportistas evitan cargar combustible en la capital santacruceña.

  “Nosotros  somos carne de cañón, la gente cree que el transporte es caro y la realidad es que tenemos un 4% de rentabilidad, es un  margen estrecho y todo costo que se genere lo tenemos que trasladar y por ahí para las fabricas electrónicas no pasa nada pero le subís el azúcar a la gente y se va a notar” explicó  Loreto.

  Respecto a las acciones emprendidas, el representante empresarial sostuvo que en principio dieron a conocer  al público acerca de esta medida y canalizaron el reclamo a través de la FADEEAC (federación de empresas de trasporte de cargas). Sin embargo durante el día de ayer los representantes de  la federación no pudieron establecer dialogo con el intendente de Río Gallegos, por lo que estiman que próximamente esto derivará en un reclamo administrativo y en caso de no obtener una respuesta satisfactoria se definirá judicialmente.

  Por otra parte, Loreto comentó que dado que conoce al intendente Martín Pérez lo puso en conocimiento respecto del tema, explicando que hay muchos transportistas que no están integrados a ninguna organización y que pretenden cortar la ruta en caso de no obtener una respuesta, lo que generaría un enorme trastorno para Río Grande. Por su parte, el intendente Pérez se habría comprometido  a colaborar en la búsqueda de una solución, según expresó Loreto, pese a que se trata de un problema ajeno a la órbita del municipio de Río Grande