Apertura de las sesiones ordinarias: Encontramos un Estado desorganizado con faltante de documentación, dijo Melella.

El Gobernador dio cuenta del estado de situación de la administración y lamentó haber encontrado un Estado desorganizado con faltante de documentación, lo cual ha favorecido a quienes siempre pretenden estar por encima de la ley.

15

  En ese sentido el Mandatario ejemplificó que “hemos encontrado más de 500 expedientes que aún están pendientes de tramitación, muchos de ellos correspondientes a multas, sanciones y sumarios que no se han resuelto, con el perjuicio que ello genera a la administración provincial y a la ciudadanía en particular”.

  “Hemos convenido el trabajo de profesionales de la Universidad de Buenos Aires para desarrollar un profundo análisis de situación. Estos especialistas presentarán el informe final que haremos público. No estamos buscando fantasmas ni haciendo una caza de brujas, pero los fueguinos tienen derecho a saber lo que se hizo. Somos administradores del estado, la ciudadanía nos ha dado esa responsabilidad y debemos rendir cuentas. No se trata de cuestionar todo lo que hizo el gobierno anterior y empezar desde cero, pero la realidad es que en la mayoría de los sectores quedó una situación muy compleja” aseguró.

  A su vez precisó que “nos encontramos un estado que no fiscalizaba y estaba ausente en muchos casos con rastros claros de abandono o desidia. Administraciones paralelas a las normales establecidas por sistema. Un abandono único en lo que se refiere a las instalaciones públicas de gobierno, educación y salud”.

  “Encontramos equipamiento para comunicación que llevaba meses en contenedores en una playa logística en vez de estar instalados. En el Hospital Río Grande equipamiento por más de 3 millones de dólares tirados en un pasillo y al intemperie por más de tres años. Sectores donde los trabajadores se turnan para ir a desempeñar sus tareas por la falta de espacio o equipamientos” agregó.

    El Gobernador aseguró que “en Estado así no resuelve la vida de la gente, todo lo contrario. Obras licitadas sin los fondos para realizarlas, obras que se comenzaron y se iban a terminar incompletas como el micro estadio y la solución de la laguna seca. Obras paralizadas de meses como el hospital de Ushuaia y la guardia del hospital de río grande, desde mayo del 2019. Proveedores que reclaman pagos que no estaban registrados en el sistema. Computadoras vacías de información o sin los cables para que no pudieran ser usadas en el área de economía, entre otras”.

  “Solos no vamos a resolver un problema de tal magnitud. Por eso los convoco a todas y todos a poner el hombro, a aportar su talento y su esfuerzo, para salir adelante” remarcó el mandatario.