Se les averió el bote y terminaron en la isla Picton

El episodio se produjo el martes cuando dos hombres sufrieron un desperfecto en sus respectivos botes y no pudieron volver hacia la costa.

35

  Dos hombres que estaban en pequeños botes de goma en la zona de Almanza, fueron arrastrados por la corriente luego de sufrir una avería en sus respectivos motores y quedarse sin locomoción y terminaron en la costa de la isla Picton, en Chile.

El tenso episodio se produjo el martes alrededor de las 20:30 cuando José Andrade (66) estaba realizando labores a bordo de un semirrígido de pequeñas dimensiones cuando sufrió un desperfecto y no pudo volver hacia la costa. Allí tomó contacto con un conocido al que le pidió ayuda, identificado como Federico Praussello, quien acudió en un segundo bote para socorrerlo. En momentos en que los dos estaban próximos el pequeño gomón de Praussello también se quedó sin motor, por lo que ambos comenzaron a ser arrastrados por la corriente hacia el sector chileno del canal.

Ambos hombres pasaron la noche a la deriva con vientos fuertes que generaron que terminaran en la costa sudeeste de la isla Picton, en la boca del canal Beagle. Debido a que nadie podía encontrarlos un helicóptero de la empresa HeliUshuaia comenzó un sobrevuelo por el canal. Al no verlos solicitó autorización a la Armada de Chile que le permitió sobrevolar el área chilena.

Tras una ardua búsqueda, la aeronave logró avistarlos en la isla Picton, desde donde se les arrojó un bolso con víveres y abrigo dado que no tenían autorización para aterrizar.
Tras esto, la aeronave dio aviso a Prefectura y a la Armada Chilena, para informar la posición de ambos hombres. A partir de este momento se desplegó un operativo naval donde una embarcación de Chile fue a buscarlos y tras asistirlos con un médico a bordo, los trasladaron hasta el límite imaginario del Canal donde los esperaba una embarcación de la Prefectura que los trasladó hasta Ushuaia.

Los hombres llegaron al ocaso de ayer al muelle donde fueron trasladados al Hospital Regional Ushuaia para un análisis preventivo de salud, más allá de que se encontraban lúcidos y en buen estado.

“Si no hubiese sido porque salió el helicóptero y sobrevoló la zona hasta que los encontró, quizás el final podría haber sido trágico”, comentó un oficial de Prefectura tras el arribo de los náufragos.