En Ushuaia imputan a un hombre por intimidación pública

Fue como resultado de publicar información falsa relacionada al coronavirus

74

  USHUAIA.- El Juez de Instrucción N° 1 del Distrito Judicial Sur, Dr. Javier de Gamas Soler ordenó el allanamiento del domicilio de una persona denunciada por hacer circular mensajes alarmante para la comunidad. De la requisa personal se procedió al secuestro dispositivos electrónicos que pudo haberse utilizado para perpetrar el suceso investigado. Además se ordenó que sea indagado en las próximas horas.

  A raíz de la presentación que realizó el Secretario General de Legal y Técnica del Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego, José Capdevila en la sede de la policía provincial, el Fiscal de turno Nicolás Arias requirió que se lo investigue por el delito de intimidación pública previsto en el art. 211 del Código Penal.

  El hombre está imputado de haber hecho manifestaciones alarmantes para la comunidad en una red social al hacer mención de una persona que presta servicios en la Policía de Seguridad Aeroportuaria del Aeropuerto Malvinas Argentinas de la ciudad de Ushuaia, con un diagnóstico positivo afectado por Conavirus (Covid-19).

  Para el magistrado, la conducta asumida por el imputado, en caso de verificarse la hipótesis delictiva propuesta por la Fiscalía, advertirían que el nombrado profesa un profundo desprecio y desinterés hacía la comunidad. “En tanto, como se dijo, habría desplegado acciones presumiblemente idóneas para atemorizar a la población, propiciando el contexto social endeble a causa de la crisis sanitaria que se intenta evitar por todos los medios legales de los que disponen las autoridades públicas”.

  Por estas circunstancias, el Juez impuso la adopción de reglas de conducta para garantizar su sometimiento a proceso y a evitar otras consecuencias que entorpezcan la investigación.

  Con ese objeto, -cuando cese el aislamiento social obligatorio- deberá presentarse diariamente en la sede de la División Delitos Complejos de la Policía Provincial, no podrá mudar de domicilio y deberá comparecer toda vez que sea citado por la autoridad policial o judicial.