Ramiro Requejado: Creo que lo peor todavía no pasó y esto no se acaba con la apertura

El representante de la cámara d comercio de Ushuaia aseguró que los efectos de la pandemia recién comienza y es fundamental el papel del Estado para sostener a los privados.

22

   En declaraciones a FM La Isla,  el empresario gastronómico y representante de la Cámara de Comercio de Ushuaia, Ramiro Requejado, se refirió a la actualidad del sector de cara a la reapertura dispuesta por el Gobierno provincial y la expectativa económica que ello genera.

   En tal sentido, el comerciante señaló que los efectos de la pandemia “son algo que todavía no lo pudimos ver, creo que lo peor todavía no pasó y no se acaba con la apertura, la apertura va a dar un panorama cierto”. En tal sentido, señaló que  nunca la gastronomía fueguina ni las PyMes del país ni del mundo pensaron que se iban a estar exponiendo a esta realidad y contrasto expresando que en “Ushuaia estábamos teniendo la mejor temporada desde hace  al menos 15 años”, al momento de sobrevenir el aislamiento.

Asimismo, señaló que “en Río Grande también había expectativa de un nuevo aire, era todo esperanza y hoy el escenario es otro y ahora con la reapertura se va a empezar a confirmar esto”.

   Requejano explicó que la reapertura no garantiza el sostenimiento,  dado que la venta es muy baja, por un lado debido a las restricciones que el distanciamiento social pone sobre la capacidad de los locales y el modo tradicional de las ventas y por otro, por la recesión económica que atravesamos luego de 90 días sin actividad.

   De igual modo, se refirió al mercado inmobiliario sobre lo que expresó que “Hoy hay un escenario de incertidumbre, en algún punto la persona que te alquila un local piensa o cree que esto va a pasar y en realidad esto lo va a acomodar el mercado, todos nos vamos a tener que reinventar y llegado el caso también los propietarios de los locales” y agregó, “los precios de alquileres se manejan por la oferta y la demanda, en Ushuaia hay locales vacios y seguramente van a bajar los precios”, aunque sostuvo que para ello cree que falta un poco de tiempo.

   Paralelamente y como cuestión que aplica a todos los rubros, Requejano sostuvo que “hoy tenemos una estructura que va a estar ociosa por la pandemia y por la economía misma,  la gente está cuidando su dinero”.

  Respecto del rol del Estado, el comerciante expresó que “las medidas tomadas por el Gobierno le  es ponerle a la gastronomía un respirador”, y comentó que la capacidad de los locales -sosteniendo el distanciamiento- es casi la mitad, por lo que el salvataje del Estado es fundamental

   “Tenemos que entender que esto empieza, ahora lo que pasó es el prólogo de lo que viene y es fundamental que esta ley que se aprobó se ponga en funcionamiento, entendemos los tiempos del Estado pero es fundamental, ya llevamos 90 días de cuarentena y es muchísimo para una empresa no facturar durante 90 día y que haya sostenido los salarios”, dijo.

   “Todas estas cosas son las que hoy nos mantienen en vilo, que no se vaya a caer esto porque se van a caer los puestos de trabajo, es fundamental la ley y que apoyen los municipios, la parte privada necesita que el Estado esté a  la altura de entender cuál es el verdadero problema” Finalizó.