“Dejaron que se muera solo en su casa”

Lo dijo una allegada del hombre de 37 años que falleció anoche por insuficiencia respiratoria a causa de Covid-19. El Hombre había llamado varias veces al 107 porque no podía respirar

96

  Infopatagonia accedió al testimonio de Iara Galichini, allegada de  Paolo Langdayda, el hombre de 37 años quien falleció anoche infectado de Covid-19, luego de padecer un severo cuadró febril y respiratorio. Tanto Iara como otros allegados declaran que hubo imprudencia y abandono por parte de las autoridades, que no solo no lo asistieron medicamente ante el cuadro que padecía sino que a pesar de contar con el resultado del hisopado que se le practicó al hombre el 23 de julio, nunca se lo notificaron, ordenándole en consecuencia que permanezca en su casa donde falleció hace alrededor de 12 hs.

  “Todo comenzó el jueves 23 de julio, él venía hace días con mucho dolor de cabeza, tenía mucha tos, mucha fiebre, entonces llama al 107 y van hasta su domicilio y le hacen el hisopado; el sigue todo el fin de semana con dolor de cabeza, con mucha tos y le costaba respirar, entonces llega el lunes 27  y no le daban los resultados todavía” inició Iara su relato.

  A modo de paréntesis, aclaró que pudieron saber luego que los resultados estaban disponibles desde el día 26  de julio (tres días después del hisopado) pero que nunca se le notificaron al paciente.

  “Nosotros tenemos la foto del parte y el mismo domingo 26 a él ya le podrían haber notificado que él era positivo en Covid y no lo notificaron, dejaron que se muera solo en su casa”, enfatizó.

   La allegada continúo relatando que el lunes 27 Langayda fue al hospital preocupado por su salud y lo mandaron a su casa y señaló que habían mantenido un asiduo contacto telefónico con él dada la preocupación que les asistía por la salud  del señor.

  Con mucha indignación contó, “Él anoche  vuelve a llamar al 107 preocupándose por su salud, nunca le hicieron un seguimiento, nunca le avisaron, no le preguntaron cómo estaba, nada, ni siquiera le habían dado el resultado y él anoche ya no podía respirar; hasta uno de los niños le consulto y le dijo: Papá estás respirando feo. Y él se levantó  y volvió a llamar al 107 para que lo asistan y ahí sucedió toda la tragedia».

Acerca de si el hombre padecía alguna otra enfermedad, dijo que era hipertenso y que tomaba medicación para esa afección.

   Finalmente, Iara se quejó de la poca seriedad del área de epidemiologia, que ayer público en un parte oficial que el hombre fallecido tenía 42 años, cuando en realidad tiene 37. Sobre eso, sostuvo que ello coincide con un error que ella misma cometió en una publicación en sus redes sociales -lo cual fue la primera información que trascendió al respecto- por lo que concluyó en que medios y autoridades ni siquiera revisaron la información del  fallecido, sino que se habrían nutrido de lo vertido en esa publicación.