“Hemos alejado, como país, un problema”

Lo dijo el economista de UBA y docente de esa casa de estudios Martín Kalos, quien sostuvo que se trata de la primera buena noticia en términos económicos de al menos los últimos dos años.

50

    Luego de que se conociera la aceptación por casi la totalidad de los bonistas de la reestructuración de la deuda externa propuesta por el Gobierno del Nación, Martín Kalos, economista de la UBA y docente de esa casa de estudios, comentó el suceso por FM La Isla y opinó que se trata de la primera noticia positiva en términos económicos por lo menos en los últimos dos años.

   Kalos señaló que la reestructuración es recibida de buena manera por los mercados que se sumaron en un 99% a esta reestructuración. En ese sentido, dijo que quedaron unos pocos bonos que no ingresaron al canje y agregó que “después quedará negociar la deuda con el FMI”, para lo cual tiene expectativas positivas, ya que según dijo, se trata de una negociación más política que económica y recordó que luego de la crisis de 2001 el FMI nunca volvió a reclamar sus acreencias a Argentina hasta que no tuvo resulta su situación económica. En ese sentido, expresó que el FMI es un ente político y que si hay buenas relaciones políticas, como es en este caso con Alberto Fernández, se puede pensar en salidas  que no sean traumáticas para el país.

  “Hemos alejado como país un problema, que era no saber si íbamos a pagar la deuda otro año”, dijo el economista y agregó que lo principal que era negociar con los tenedores privados y está logrado.

    Por otra parte, expresó que hay que a la hora de negociar con el FMI habrá que tener cuenta lo que pase en las elecciones de Estados Unidos, toda vez que ese país es el que aporta mayor cantidad de fondos a la entidad y elige presidente a fin de este año. Sin perjuicio de ello, Kalos aseguró que “hay de parte de la directora del FMI, Kristalina Georgieva, un entendimiento de los principios que rigieron la renegociación de la deuda por parte de argentina con sus acreedores privados. Si estamos de acuerdo en estos principios; y lo han dicho públicamente en el FMI tanto el área técnica como el área política; Deberíamos dar con un punto de encuentro en la negociación del FMI”.

   Luego, habló de las reestructuraciones de las deudas en las provincias y dijo que el escenario es dispar, con algunas que ya han encarado procesos de renegociación y otras que se mantienen delineando el modo en que o realizarán. Respecto de Tierra del Fuego, dijo que si bien el Gobernador Gustavo Melella anunció que se trabajara en renegociar los parámetros de la deuda, en lo concreto es difícil que los acreedores acepten cambios, toda vez que nuestra Provincia garantizó los bonos con el producido de regalías hidrocarburíferas, lo cual asegura las acreencias de quienes prestaron dinero a la Provincia. No obstante, dijo que las provincias podrán, por una parte aprovechar las bases de la negociación que estableció la Nación con sus acreedores y por otra, acudir al auxilillo de Gobierno Federal, puesto que dado el estado de cosas alcanzado en referencia a la deuda externa, dispondrá de fondos con los que hasta el momento no contaba.

  “Ahora que renegocio su deuda la Nación y tiene el horizonte despejado, nada le impediría ir a socorrer a una provincia para evitar que caiga en default”.

   Preguntado por la posibilidad de Argentina vuelva a tomar deuda, dijo que la posibilidad existe y remarcó que Argentina tiene pendiente recibir desembolsos del FMI que todavía no fueron transferidos, con lo que está autorizado por parte del FMI  enviar dinero a nuestro país, aunque señaló que “no creo que haya una voluntad inmediata de pedir un crédito”,  Finalizó