Claudia Verbauwede: Hablemos del «Sol» en astrología

La Astróloga, retoma las definiciones de los elementos para comprender la carta natal y define la influencia del astro mayor en nuestra vida.

88

Está buenísimo empezar a usar otras funciones de nuestra carta natal y quisiera detenerme en el sol, en el signo solar que nos caracteriza, claro nos da el carácter el tono personal, es el gran punto focal de la carta. Podemos hacer un paralelo entre el sol y el héroe, cada signo encierra un potencial a descubrir en esta vida, no es que soy de Aries, por ejemplo y saco la energía de este signo naturalmente, reitero, está en potencia.

 

Se lo simboliza con un circulo y un punto en el medio☉

Él es tan grande, que alojaría a todos los otros planetas, pero quedaríamos un poco rostizados. El sol simboliza al proceso del yo, todos orbitamos alrededor de él, y nos da un sentido, un hilo conductor, el hilo de Ariadna.

 Si no nos organizara desde este propósito, tendríamos al planeta Marte por ejemplo, que es el planeta de la acción, y no sabríamos porque luchamos o porque vamos en búsqueda de algo que nos gusta, nuestro norte simplemente.

Es un poco más complejo pero se le asigna la cualidad de dar coherencia a nuestro sistema. “La carta natal como sistema”, igual que el sistema solar,  tendrá sentido con el Sol, ¿por qué? Porque los demás planetas no tienen luz propia, solo reflejan la luz de él.

Se dice que se hace el esfuerzo heroico desde donde tengo ese sol, luego combinamos nuestras distintas energías (el resto de los Planetas) puestas en la Carta Natal. El héroe (como Hércules) tendrá sus pruebas, sus dificultades, pero lo más importante es el significado que encuentre para su vida en base a esas barreras.

Vayamos a lo psicológico para finalizar; el objetivo sería integrar partes. Acordamos que la luna era la madre, lo que nos alojaba, el cuenco el útero, la sustancia que nutre. Pero hay un deseo profundo de “ser” independientes de los filtros familiares, sociales etc. Cuando se genera algo interno, respecto de sentirnos únicos e íntegros es el momento de desplegar la función solar. ¡Nuestra verdadera identidad!!!!