Las estaciones de servicio registran caídas en las ventas de hasta el 80 %

Lo aseguró Carlos Mann, gerente de la empresa Autosur Río Grande S.A, quien sostuvo además que duplicaron los gastos en elementos de higiene y seguridad contra la pandemia

63

  En declaraciones a FM La Isla, el gerente general de Autosur Río Grande S.A  se refirió a la situación actual de las estaciones de servicio y sostuvo que están en estado crítico con caídas en las ventas que van entre un 60% a un 80%.

  “No llegamos juntar para nada con eso, ni para sueldos ni nada” dijo el gerente y señaló que “la empresa ha hecho un esfuerzo, casi todas las empresas del país pagaron el 75% del sueldo, nosotros estamos pagando el 100%, ahora con ayuda del Gobierno, que todavía no está acreditada pero que en la pagina ya figura como que se nos va a acreditar”.

  Mann, señaló que durante este último mes la asistencia del Gobierno les significó una cobertura del 35% de la nómina salarial pero que habían integrado los meses anteriores sin ayuda, lo que se dio, según comentó, a que Autosur tiene otras inversiones.

   El gerente, señaló que sufrieron una merma pareja en todas las estaciones producto de la prohibición de circular. No obstante, han registrado un cambio en el comportamiento los usuarios. En tal sentido, refirió que previo a la pandemia la estación de Elcano estaba dentro de las que más vendían, mientras que a lo largo del aislamiento y con mayor intensidad en los últimos días, registran un volumen de ventas mayor en las estaciones de Rivadavia e Islas Malvinas, tal vez producto de la cercanía de los supermercados, según expresó.

  Por otra parte, Mann comentó que en los últimos días mantuvieron teleconferencias con estacioneros de YPF de todo el País en el marco de una organización que ese grupo de empresarios dispuso para afrontar problemáticas comunes(AOYPF). Al respecto, señaló que ven con mucha preocupación el congelamiento de los precios del combustible y la situación de los trabajadores de YPF, ya que según expresó se trata del “ánimo y desánimo de la persona que es la que a veces tiene que ayudarnos a solucionar cosas”.

   Sobre el congelamiento sostuvo que “Es muy problemático, nosotros somos consignatarios, Vendemos por orden y cuenta de YPF e YPF te paga una comisión, la cual es muy baja y la forma en que esto funciona es vendiendo grandes volúmenes, cuando esto no sucede no llegás” y agregó, “hoy la empresa ha podido pegar sueldos sin problemas los dos meses anteriores por inversiones que tenía y con asistencia el último mes. Autosur tiene cuatro estaciones, pero hay estacioneros que tienen una sola estación, en Rio Turbio o calafate -por ejemplo- y están muy complicados y tratando de llegar a acuerdos con los gremios con el tema sueldos”; “Todo lo que son los shops (servicompras)  están cerrados, se están pagando sueldos y están cerrados”, enfatizó Mann, y dijo además que empezaron a notar problemas en la cadena de pagos.

  En referencia a lo sanitario expreso, “YPF tardó en reaccionar, llegó con los protocolos muy tarde”; “el Gobierno mismo estaba bastante perdido en cómo trabajar y nosotros tuvimos que armar los protocolos y como trabajar y cómo dividir la gente”.

  Al respecto, explicó que la falta de una reacción adecuada del Gobierno e YPF en la implementación de los protocolos trajo como contrapartida el incremento de muchos costos, ya que debieron adquirir muchos elementos sanitarios de manera intempestiva para los que no tenían bueno proveedores, pagando así precios elevados, lo que igual tuvo un impacto negativo en las finanzas de la empresa

   “Nosotros miramos los gastos y en estos días en alcohol en gel y lavandina duplicamos los gastos. No conseguimos proveedores y los tenemos que pagar a un precio que no es y lo necesitamos si o si, porque cada empleado necesita su alcohol para limpiar su teclado y limpiar sus cosas así que va a haber muchos estacioneros que si YPF no sale al rescate se les va a complicar mucho”, expresó el gerente.

Finalmente, aseguró que es muy difícil que haya desabastecimiento de combustibles y señaló que, al contrario, lo que hay es un sobrestock del producto, dado que las estaciones no lo han podido vender.