El Ministerio la producción no descarta dar créditos a tasa cero

Así lo informó la titular de la cartera, Sonia Castiglione, quien además Aseguró que los créditos otorgados por esa repartición tendrán como límite un 15% de interés.

48

   Aprobada la ley de emergencia presentada por el ejecutivo provincial en el marco de la pandemia y, con ello, destinados mil millones de pesos al Ministerio de la Producción de la Provincia, la titular de la cartera, Sonia Castiglione, en declaraciones a FM La Isla, se refirió a la implementación de este programa de asistencia al sector privado, definiendo someramente las condiciones y el alcance del mismo.

  En principio y en referencia a como se aplicarán las ayudas, la funcionaria comentó, “estamos terminando de delinear las características de los créditos en un trabajo conjunto con el Banco de Tierra del Fuego” y, aunque sostuvo que “todavía no hay datos puntuales”, precisó que  “el criterio y el eje va a ser el que se maneja hoy también, con la posibilidad de créditos no bancarios con un perfil donde la evaluación de capacidad crediticia tenga una mirada no tan rígida y más vinculada al sentido común y a la proximidad con el vecino”.

  Castiglione, afirmó que las tasas que se van a manejar son del 12 %, y puso como límite un 15 % aunque señaló que se va a poder jugar con otras variables como el plazo o periodo de gracia para “acompañar a cada uno de los sectores con la herramienta que mejor se ajuste”

  Del mismo modo, señaló que no está descartado implementar créditos a tasa cero, aunque advirtió que se deben analizar muchas variables a fin de definir el mecanismo de implementación.

   La funcionaria remarcó que estos 60 días de cuarentena sirvieron para detectar necesidades de algunos sectores sobre las que ahora se va a poder avanzar y para las cuales “ahora es el momento de dictar normativa”. En ese contexto, se expresó sobre los requisitos afirmando “Yo siempre lo digo, uno tiene la responsabilidad de administrar fondos que son del Estado y el Estado es de toda la gente. Necesariamente va a haber que tener una garantía”  y comentó que están evaluando si se hace a través de pagaré o alguna prenda. Seguidamente, señaló que los otros requisitos son muy básicos entre los que enumeró las constancias de inscripción en AFIP y AREF, una foto de la habilitación comercial y en el caso de que sea para sueldos el formulario 931 (AFIP) y la nómina de empleados.

  Respecto de la flexibilidad de los requisitos, toda vez que se acaba de aprobar una herramienta legislativa que destina 1000 millones de pesos al Ministerio de la producción para que lo haga llegar a todas aquellas empresas que no pueden alcanzar un crédito en el BTF, Castiglione recordó que no se les va a solicitar a los beneficiarios antecedentes de la empresa, como balances contables o declaraciones de ganancias, y agregó “hay laxitud si se quiere, pero –y le voy a hablar en criollo- algo adentro de ese expediente  tenés que poner para justificar que necesitás esa plata”, haciendo referencia a los beneficiarios.

  Según la funcionaria, esto está dirigido a todos aquellos que no pueden llegar al banco y afirmó que  todos aquellos que, sean o no clientes del banco, no califiquen para un crédito van a ser ingresados al programa del Ministerio de la Producción.

   Luego, se refirió al tiempo en el que implementará la asistencia, sobre lo que señaló que falta promulgar la ley, luego reglamentarla y una serie de formalidades más que tomarán algún tiempo -no menos de una semana dijo- entre ellas un convenio con el BTF para que monetice las asistencias implementadas por el Ministerio.

Acerca de cómo el Ministerio afronta la demanda, Castiglione comentó que ésta creció mucho, detallando que «entre  2017 y 2019 el Ministerio (en ese momento de Agricultura) y la secretaria de  PyMEs (dentro del Ministerio de Industria) en conjunto, con las mismas líneas que hoy estamos trabajando, entregaron 220 líneas financieras y nosotros ya llevamos pagadas más de 600 ayudas y tramitadas más de 1100».

   En tal sentido y luego de describir una larga serie de vicisitudes que debió afrontar el Ministerio por la pandemia, Castiglione Afirmó que “El Estado Provincial no estaba preparado para llegar al territorio como es el perfil de esta gestión, así que hay que ir acomodándolo” y sostuvo que el momento que atravesamos es un cuello de botella para la administración pública.

  Finalmente expresó “Pudimos hacer lo que pudimos hacer desde el ministerio porque existió la decisión política en su momento de poner en marcha y en funcionamiento el expediente electrónico, de 30 personas 27 estaban trabajando desde sus casas”.