Arranca la segunda etapa de la construcción de la planta sanitaria de la Margen Sur

Finalizados los trabajos preliminares, el Gobierno avanza con la obra que solucionará los graves problemas de contaminación por volcamientos de cloacas crudas en el mar y el río.

220

Finalizados los trabajos preliminares, el Gobierno de la Provincia avanza con la segunda etapa de la construcción de la planta de tratamiento de efluentes cloacales de la Margen Sur, en la ciudad de Río Grande. La nueva obra solucionará los graves problemas de contaminación por volcamientos de cloacas crudas en el mar y el río.

A partir de una licitación pública que llevó adelante la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios (DPOSS), en 2018 se adjudicó la obra a la empresa Cóccaro Hermanos Construcciones SA. La planta tendrá similares características a la que el Gobierno construye en la desembocadura del Arroyo Grande en Ushuaia y que dará tratamiento, con la última tecnología en la materia, a los residuos cloacales domiciliarios de todo el sector Este de la ciudad.

«En mi gestión vamos a hacer todo lo posible para erradicar estos focos de contaminación que terminan afectando la salud de la población», había manifestado la gobernadora Rosana Bertone en oportunidad de adjudicarse la obra, en alusión al volcamiento de efluentes cloacales sin tratamiento. A la vez, la mandataria había considerado que este proyecto «también es una gran apuesta a la creación de puestos de trabajo ya que dará empleo a 150 fueguinos».

El presidente de la DPOSS, Guilermo Worman, explicó que «en Ushuaia ya tenemos en marcha las obras de las plantas cloacales de Arroyo Grande y de Bahía Golondrina; en Tolhuin tenemos una planta en funcionamiento y otra próxima a ponerse en marcha y con esta quinta obra en Margen Sur, el Gobierno deja absolutamente claro el compromiso con la salud y el medio ambiente».

La nueva planta estará ubicada en la margen Sur de la desembocadura del Río Grande, en la Parcela de Nomenclatura Catastral Y-2000-47QR, en el 1540 de la calle Tolhuin, y está destinada al tratamiento completo de los líquidos cloacales domiciliarios generados tanto por los actuales ocupantes del área como por los futuros.

“Esta obra es muy importante para la zona porque inicialmente va a considerar a una población de 26.480 habitantes, con una ampliación posterior a 52.000 vecinos”, había explicado Bertone.