La Dra. Aguad destacó el reconocimiento de la comunidad con los profesionales de la salud

La Doctora Zarina Aguad, es jefa del Departamento de Medicina del Hospital Regional Ushuaia, Nefróloga y forma parte del Comité de Emergencia, quien se encuentra hoy trabajando en el seguimiento de pacientes positivos, como así también de los casos sospechosos vía telefónica.

27

En relación a los equipos de trabajo que se formaron durante la evolución del COVID-19, y como respuesta al avance del virus, la Doctora Aguad afirmó que “en medicina, sobre todo ahora, no importa la especialidad, los médicos somos siempre médicos. Es por eso que el médico en su formación total, nunca deja de serlo, por más que haya tomado alguna especialidad. Esta situación de interdisciplinariedad nos ha servido muchísimo para poder hacerle frente a la pandemia”.

La Doctora Aguad se detuvo en el acompañamiento de la comunidad hacia los profesionales médicos y comentó acerca de situaciones que le sucedieron en lo personal.

“La verdad es un orgullo enorme que mis vecinos me sorprendan como ayer a la tarde aplaudiéndome a la entrada del auto, eso son gratificaciones que tiene la medicina, que a veces, estos pequeños momentos, pequeñas cosas de nuestros pacientes gratifican y pagan el esfuerzo de muchos años. La verdad uno lo siente hoy en las calles, el ruido del aplauso y eso emociona muchísimo” valoró.

Por otra parte, La Jefa del Departamento de Medicina del HRU, se refirió a la modalidad implementada de seguimiento telefónico de pacientes sospechosos y positivos. “Junto con las autoridades del Ministerio de Salud se decidió recortar la instancia pre-hospitalaria de los pacientes infectados. Se hace un seguimiento telefónico de los casos sospechosos o positivos para de esa manera evitar el colapso del hospital público”.

“La idea es llevar a estos pacientes en su domicilio, con la escucha y el examen médico, para que de esa manera puedan cursar su evolución en sus casas y eventualmente llegar al hospital, pero en un menor número, evitando así el colapso del sistema sanitario” explicó.

Respecto a lo novedoso del sistema medio del avance del virus, Aguad fue optimista acerca del trabajo que se viene haciendo. “Los médicos somos formados para poder mirar al paciente, conversar con él cara a cara y una descubre modos de conducta, por eso es todo un desafío la consulta médica telefónica, hay que agudizar todos los sentidos, y para eso los médicos lo están haciendo muy bien” valoró.

Aguad puso en relevancia la tarea de los equipos en esta crisis sanitaria, donde cada uno cumple un papel preponderante en la dinámica de respuesta a la pandemia.

“Somos un grupo de 30 médicos aproximadamente, entre los que hay varias especialidades, todos voluntarios. Hay médicos del hospital, del sistema privado, algunos están jubilados y han aceptado este desafío, que es manejar un paciente a través del teléfono, ya sea con llamadas, con videollamadas, o vía WhatsApp. Cuando el seguimiento indica que además de la llamada ese paciente necesita una evaluación médica, hay un grupo de médicos también, que son los que van a domicilio, quienes recorren los hogares de los pacientes. Cada día se hace una lista de los pacientes que se van a ir a ver ese día y ellos los van a evaluar a domicilio” detalló.

La Doctora es, a su vez, parte del Comité de Emergencia del Hospital, y respaldó la tamaña labor de los agentes que forman parte de la cadena de atención y que de momento presenta buenos resultados. Desde la línea 107, hasta la visita del médico a domicilio, si es que el caso lo amerita, todo el sistema se ha organizado de manera tal que pueda proteger al hospital de un posible colapso.

“Es una coordinación, desde el momento de la denuncia del paciente al 107, luego el 107 avisa a otro grupo de médicos que van a hisopar a los domicilios para hacer el primer diagnóstico, luego epidemiología nos lo pasa a nosotros, donde ahí comienza el seguimiento telefónico, también se hace en ese momento la distribución de los pacientes. Es toda una logística, que llevan a cabo muchas persona