“Uno de los grandes meritos que tiene este gobierno es que dólar no se le escapó de las manos”

“Uno de los grandes meritos que tiene este gobierno es que dólar no se le escapó de las manos”

Lo dijo el economista y docente de la UBA Martín Kalos en declaraciones a FM La Isla abordando la actualidad económica y financiera de la Nación.

En ese sentido, kalos inició comentando la cuestión del acuerdo con el FMI, hoy a consideración del Congreso de la Nación y señaló que hoy se están discutiendo dos apartados de un mismo tema que son el acuerdo con el FMI propiamente dicho y el programa económico de la Nación, sobre el cuál recaen las posiciones más virulentas de la oposición. En ese orden de cosas, sostuvo que se trata ni más ni menos que de una nueva manifestación de la lucha entre dos modelos de país, uno conservador y liberal  dedicado a la exportación de materias primas y uno más intervencionista con aspiraciones industrialistas y de redistribución de la riqueza.

Sin perjuicio de ello, Kalos sostuvo que de parte del Gobierno no hay un modelo perfectamente definido, sino una serie de medidas que buscan ir solucionando cuestiones coyunturales y que son justamente las rechazadas por la oposición. Al respecto, señaló que “el que tiene que conducir la política económica es el Gobierno, lo raro es que esa política económica tenga que pasar por el congreso”.

En ese sentido, abordó las distintas posturas acerca de la deuda con el FMI y señaló que las posiciones que sugieren que la deuda no se debe pagar por ilegítima son interesantes pero ponen al país en una coyuntura difícil por lo que a los efectos prácticos no resulta tal vez lo más conveniente.  “Sin el acuerdo con el fondo no se soluciona nada”, expresó y agregó “si no hay previsibilidad y confianza no hay inversión y si no hay inversión Argentina se sigue atrasando en términos de competitividad”.

“Si no entendemos cómo funciona el capitalismo mundial, podemos tener un montón de buenos objetivos con buenas voluntades y no llegar nunca nada”, dijo el especialista y aclaró que el gobierno anterior no entendió nunca como funciona y se manejó con un pensamiento mágico sobre las bondades del libre mercado, dejando libradas a tales bondades muchas de las variables que conducen el rumbo económico de un país.

No obstante, dijo que “por supuesto que nadie está de acuerdo con atarnos a un programa que no es el nuestro” dijo acerca del acuerdo con el FMI y sumó que aún cuando dicho acuerdo pone sobre Argentina objetivos que generaran una coyuntura, algunos de los puntos eran acciones que necesariamente debía emprender el país, tales como la disminución del déficit.

Paralelamente sumó los efectos del contexto mundial, con una guerra en desarrollo en el Este de Europa y llamó a tener en cuenta que Argentina importa gas licuado, commoditie que viene presentando subas –como todos los combustibles- ante el conflicto bélico en Ucrania.

En ese sentido, dijo que los efectos se van a dar en las tarifas o en los subsidios, ambos factores que ponen presión negativa a la recuperación de la economía nacional.

A la par, dijo que se debe aprovechar el aumento de los precios de los granos y afirmó que esta coyuntura no debe habilitar un avance sobre los productores con movimientos intempestivos en las retenciones.  Asimismo, llamó a tener en cuenta que Argentina viene de una fuerte sequía y que ello si bien puede compensarse con el aumento de los precios, dejará como saldo una caída en el volumen.

Finalmente, Kalos habló sobre el dólar paralelo. En ese sentido, llamó a tener en cuenta que en un año el precio no se movió siendo que el país registró un 50% de inflación, lo que indica que ya sea hace un año atrás o ya sea actualmente, el precio de la divisa paralela no está teniendo una correlación directa con la evolución macroeconómica del país. Al respecto, sostuvo que el año pasado fue un periodo extremadamente especulativa, “pensando que de alguna manera al se le iba todo de las manos al Gobierno y el Gobierno lo logró calmar”.

“Uno de los grandes meritos que tiene este gobierno es que dólar no se le escapó de las manos, incluso cuando se fue a 200 el paralelo, fue muy puntual, lo calmó y un año después acá estamos… con sus picos, no estamos negando la volatilidad pero siempre por debajo de la inflación”, detalló y agregó “lo reivindico como un merito porque en medio de una crisis como la que tiene Argentina con la pandemia en el medio, 2020 y 2021 fueron años calmos para el dólar y venimos de un 2018, 2019 donde cada cosa te disparaba un 100% al dólar”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: