“Si no hay una decisión férrea de estabilizar, tanto del Gobierno como de la oposición, el costo lo van a pagar los trabajadores”

“Si no hay una decisión férrea de estabilizar, tanto del Gobierno como de la oposición, el costo lo van a pagar los trabajadores”

En declaraciones a FM la Isla, Martín Kalos, economista y docente de la UBA, se refirió a la economía nacional de cara al cierre del año y en un contexto de caída del dólar paralelo. Además comentó el impacto inflacionario de las fiestas y el aguinaldo, que también pone presión sobre los precios, incluyendo al dólar y señaló que es preciso que el gobierno y la oposicion acuerden un plan de estabilización que trascienda los vaivenes electorales.

En ese sentido,  Kalos señaló que los aguinaldos generan en principio que los empresarios que se refugiaron en el dólar durante el año liquiden algo de esa divisa para pagar esa asignación, tirando a la baja el precio. Sin embargo, esto se da a contrapartida de la capacidad de ahorro de los trabajadores que suelen volcarse a la divisa estadounidense, causando un aumento del precio, hechos por los que concluyó que habrá fluctuaciones fuertes en el precio del dólar hacia el cierre del año.

Además,  sumó que el turismo exterior de los argentinos es muy significativo, mientras que el turismo internacional en nuestro país no genera el ingreso de divisa debido a que, por lo general, el ingreso de dólares de turistas es canalizado por el mercado informal.

A este conjunto, el profesor agregó que en diciembre se implementará por segunda vez el dólar soja, lo que generará una inyección de pesos a la economía (tras la liquidación de los granos) que “luego de dar alguna vuelta en la economía, en este contexto, casi irremediablemente va a ir en algún momento a demandar dólares”.

“Vamos a tener lo mismo que nos pasó en septiembre, un aumento de los dólares paralelos derivados de una importantísima, pero muy fuerte, emisión monetaria que se deriva del dólar soja”,  afirmó.

Partiendo de ello, llamó a tener en cuenta que este incentivo  (dólar soja), que puso en marcha el Gobierno en dos oportunidades para cumplir con las metas de reservas del FMI, va a ser tenido por derecho adquirido por el sector agro, lo que generará una especulación sobre la medida. “Si ya los exportadores sojeros se dieron cuenta de que cada tres meses es este el recurso al que apela el Gobierno para alcanzar las metas y… si me lo preguntás a mí, como exportador sojero, yo no te exporto nada en enero y febrero porque sé que en marzo me va a necesitar”, dijo y agregó, “hay un poder acá de negociación que esta desnivelado en contra del Gobierno, el Gobierno se inclinó la cancha solo al repetir formula entre septiembre y diciembre”.

“No había una solución ideal, -Sergio- Massa apeló a lo que le pareció mejor y eso es absolutamente válido”, enfatizó y agregó que el ex ministro de economía, Martín Guzmán, apeló al aplazo de los pagos de las exportaciones por 180 días con el mismo fin –mantener la reservas- lo que hoy está generando que haya dificultades para afrontar esos compromisos.

En cuanto a la inflación, que se espera cierre este mes por debajo del 6% -el jueves el INDEC publica el número-  Kalos señaló que si bien se espera un cierre por debajo del piso que se estableció a lo largo de este año -6%- esto no está generando expectativas acerca de un descenso para el 2023. “En el futuro próximo, la tasa de inflación sigue estando al 6%. Eso hace que no pueda bajar la tasa de interés significativamente y que no pueda bajar la tasa de devaluación del dólar oficial”, dijo y señaló que el interanual será del 100%.

Acerca de eso, Kalos concluyó que “sin reservas no hay manera de bajar la inflación” y  que “con inflación nadie gana una elección”. En ese sentido, dijo que la política económica de la Nación –implementada por Massa- va en contra de toda la bibliografía económica acerca de restricción externa. “ con los malabares y las concesiones que le tiene que hacer al sector más productivo de la Argentina –el agro- y esto de darle un tipo de cambio más alto al sector más productivo, quemamos todos los libros que hablan de restricción externa, que dicen que le tenés que dar un tipo de cambio a los sectores de menos productividad, acá  hacemos lo opuesto”.

“En ese juego que se vuelve perverso para el propio Gobierno, que no es que desea hacer esto, sino que lo necesita  -y la necesidad tiene cara de hereje- entramos en un régimen de alta inflación del cual es muy difícil salir porque acumular reservas te cuesta”, enfatizó y señaló que “no se puede acomodar una parte de la macro, la macro se va acomodando gradualmente toda en conjunto, la inflación, el tipo de cambio, el cepo cambiario y el nivel de actividad y de empleo, todo va a tener que ir tendiendo junto a normalizarse y eso no puede darse de buenas a primeras”, explicó Kalos y sumó “el tema es que en 8 meses tenemos elecciones y en el medio las elecciones”.

En ese sentido, el profesor dijo que aunque se esboza un plan de estabilización, este tendría impacto en la clase media, lo que no compatibiliza con el momento político –las elecciones- motivo por el cual no se anuncia y detalló que es necesario ajustar tarifas, subir el salario real y terminar con el cepo. Asimismo, kalos señaló que el precio del dólar está atrasado y llamó a tener en cuenta que el salario se acerca al de 2011 cuando el nivel de actividad era muy similar al actual, lo que lo pondría en posición de ser la primera variable de ajuste. “lamentablemente es esto, no hay mucha salida”, dijo.

“Si no hay una decisión política férrea, no solo de quien gane el gobierno, sino también de una oposición responsable que acompañe, de cómo se estabiliza la economía y el país, no solo el costo lo va a pagar  la clase trabajadora en el salario y las Pymes, sino que encima después no vamos a haber corregido los temas de fondo”, finalizó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: