Día Mundial del ACV: Causas y como prevenirlo

Las estadísticas arrojan que en Argentina se produce uno cada 9 minutos

330

 Hoy se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el ACV (Accidente Cerebrovascular) esta fecha fue instaurada por las OMS (Organización Mundial de la Salud), para hacernos tomar conciencia de esta enfermedad cardiovascular que cada vez registra más episodios, en Argentina se estima que ocurre uno de cada 9 minutos.

 Un accidente cerebrovascular (ACV) sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas veces, se denomina “ataque cerebral”. Si el flujo sanguíneo se detiene por más de pocos segundos, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir, lo que causa daño permanente. Es por esto que los primeros auxilios son claves para evitar secuelas a futuro.

 Hay dos tipos principales de accidente cerebrovascular:

Accidente cerebrovascular isquémico:

 El accidente cerebrovascular isquémico ocurre cuando un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro resulta bloqueado por un coágulo de sangre. Esto puede suceder de dos maneras:

  • Se puede formar un coágulo en una arteria que ya está muy estrecha. Esto se denomina accidente cerebrovascular trombótico.
  • Un coágulo se puede desprender de otro lugar de los vasos sanguíneos del cerebro, o de alguna parte en el cuerpo, y trasladarse hasta el cerebro. Esto se denomina embolia cerebral o accidente cerebrovascular embólico.

Accidente cerebrovascular hemorrágico:

 Los accidentes cerebrovasculares isquémicos también pueden ser causados por una sustancia pegajosa llamada placa que puede taponar las arterias.

Causas

 Los principales factores de riesgo son la hipertensión arterial (presente en casi el 80% de los pacientes que sufren un ataque cerebral en la Argentina), diabetes (el 22% de los pacientes que sufren un ataque cerebral son diabéticos), tabaquismo (aumenta el riesgo entre un 50% y un 70%, siendo mayor el impacto en las mujeres), el colesterol alto y el alcoholismo.

 Las principales consecuencias que provocan un ACV son: trastornos en el habla; parálisis de un lado del cuerpo; asimetría facial; dolor de cabeza; pérdida de la visión de un ojo y dificultad para caminar.

Como prevenirlo

 En el 80% de los casos el ACV es prevenible. Para evitarlo, tenemos que actuar sobre los factores de riesgo vasculares, mejorando nuestro estilo de vida, con una dieta equilibrada, practicando actividad física regular y disminuyendo el consumo de sustancias nocivas, como el tabaco el alcohol y las drogas de abuso.

 Además, debemos concientizar a la población sobre la importancia del control exhaustivo de la presión arterial, así como el azúcar y lípidos en sangre.