Martín Perez: Preocupa la forma en que se ha planteado el proyecto

El intendente de Río Grande se refirió a la super ley de emergencia que presentó el gobernador Melella para que sea tratada esta tarde en la legislatura. El Gobierno intentará que sea aprobada hoy.

124

   En declaraciones a FM La Isla, el intendente de Río Grande se refirió al proyecto de ley de emergencia que presento ante la legislatura el Gobierno este lunes y que pretende aprobar sin mayor debate hoy, para arrogarse amplias facultades de gobierno.

    “Nosotros nos hemos anoticiado a partir de una conferencia de prensa sobre un proyecto de ley muy amplio y muy abarcativo que le otorga amplias facultades al Poder Ejecutivo en el marco de esta situación de pandemia”, inició Martín Perez, marcando desde este punto que no existió búsqueda de diálogo alguno por parte de Melella para diseñar la norma de emergencia.

En tal sentido, Perez señaló que están de acuerdo con que el Estado se aboque a asistir al sector privado aunque señaló que preocupa el modo en que se dispuso esta iniciativa.

 “Está fuera de discusión que hay que generar herramientas desde el Estado, como las hemos generado los municipios para poder asistir a este sector –el privado- que ha sido económicamente muy golpeado a partir de la decisión de llevar adelante un aislamiento social, preventivo y obligatorio. De hecho, nosotros desde el municipio hemos afrontado la bonificación de impuestos y hemos asistido a muchísimos sectores de nuestra ciudad con un esfuerzo fiscal muy grande, lo que preocupa en realidad es el espíritu del proyecto y la forma en que se ha planteado al conjunto de los legisladores fundamentalmente y de toda la comunidad. Un proyecto que fue presentado sin ningún tipo de debate ni de consenso ni de discusión y que a nosotros realmente nos preocupa porque cuando uno ha desmenuzado  las características del proyecto encuentra que hay  artículos que claramente, en el caso de lo que nos atañe a nosotros que es la realidad de nuestros municipios, nos perjudican abierta y directamente”, detalló el intendente y argumentó que como jefe de la ciudad debió tener mínimamente la posibilidad de opinar al respecto.

   La preocupación del mandatario local estriba sobre todo en el enorme recorte de recursos que representa esta ley para los municipios. En tal sentido, argumentó que “nuestra actividad recaudatoria ha caído notoriamente, sobre todo en el transcurso del mes de abril, hemos tenido cerrado rentas municipales y eso ha significado una caída de nuestra recaudación propia del orden del 80% más la caída de la coparticipación nacional y provincial. Eso nos ha impactado notoriamente y, sumado a eso, la sostenibilidad de la deuda de coparticipación que el Gobierno sigue teniendo con el municipio de Río Grande, con más de treinta días de atraso que no ha disminuido y no se ha cumplido tampoco el compromiso del gobierno de la provincia de ir disminuyendo progresivamente esos 30 días y la verdad que seguimos en el orden de los 400 millones de pesos de deuda entre coparticipación y deuda tributaria”.

  En igual sentido, explicó que “a la complejidad que tiene esta situación la agrava el proyecto de ley que se ha presentado donde por ejemplo en los artículos 12, 13 y 14, claramente hay exenciones de impuestos a los ingresos brutos y a los sellos que todos sabemos que el 45 % de esos impuestos se coparticipan. Esto lo sabemos y es muy claro y el que no quiera verlo es porque está faltando a la verdad y a la palabra”.

   El intendente expresó que no se oponen a que se exima de impuestos a ciertos sectores para dinamizar la economía, pero señaló la necesidad de segmentar dicho beneficio para que llegue a quienes realmente lo necesitan provocando el menor impacto posible en la finanzas del municipio. O bien, que el gobierno genere un mecanismo de compensación, de modo que el gobierno local pueda sostener su administración.

  “Ese mecanismo de compensación no significa  dejar de desatender a ningún sector, para nada, significa que con los 2 mil millones de pesos que pretende el Gobierno de la provincia administrar casi a discreción se pueda establecer un mecanismo que el municipio no pierda parte de la coparticipación que ya viene mermando y que además forma parte de esa gran masa de deuda que se tiene el Gobierno con el municipio de Río Grande”

   En lo estrictamente político, el Intendente criticó la falta de diálogo por parte de Melella y señaló, “Uno ve al presidente de la Nación Alberto Fernández tomando decisiones de cara a la gente con el jefe de la Ciudad de Buenos Aires, Rodríguez Larreta, y Axcel Kicilof, uno de cada lado y todos sabemos que tal vez no hay coincidencia entre uno y otro y, sin embargo, el presidente ha tenido la grandeza para convocar a todos los sectores en esta situación de gravedad. Imagínense lo que hubiese podido significar que un  proyecto se consensue previamente y se haya podido discutir y que  el gobernador hubiese podido presentarlo por ejemplo con los intendentes ¿por qué no sucede eso en Tierra del Fuego? ¿por qué no lo podemos lograr?” se preguntó y agregó  “yo creo que  también se puede discutir en este contexto, entonces esperemos que podamos llegar a buen puerto, que se convoque a todos los sectores y que se pueda decir claramente de que se trata este proyecto”

  Finalmente, el intendente expresó que “Lo que queremos hacer es un aporte constructivo a este proyecto, queremos evitar que nuestro municipio se vea perjudicado, porque si se ve perjudicado nuestro municipio se ve perjudicado también el vecino”.