Cannabis Medicinal: La defensoría federal  adhiere al proyecto de ley propuesto por Miryam Martínez

Cannabis Medicinal: La defensoría federal adhiere al proyecto de ley propuesto por Miryam Martínez

En declaraciones a FM La Isla, el Dr. José Biogiovanni, defensor oficial de la justicia federal en Tierra del Fuego, habló sobre el proyecto de ley para autorizar el uso de cannabis medicinal en la Provincia. No descartó que en un futuro también se autorice el uso recreativo.

En ese sentido, Bongiovanni señaló que está vinculado con el trabajo de la legisladora Miryam Martínez del PJ (autora del proyecto de cannabis medicinal) tras ser convocado a participar de la comisión Nº 1 de la legislatura, atento a que trabaja en el fuero de justicia cuya competencia implica la protección de la salud pública y la sanción del consumo y tráfico de estupefacientes; además de haber participado en varios foros y discusiones al respecto. Sin perjuicio de ello, el abogado comentó que la Defensoría General de la Nación, órgano con poder sobre el obrar de todos los defensores oficiales del país, mantiene una política activa respecto de la promoción del cannabis medicinal, con lo que esta participación es parte del trabajo que se da la Defensoría como organismo de consulta.

En ese orden de ideas, señaló que a partir de un decreto del presidente Alberto Fernández -de noviembre de 2020- se reguló la generación, tenencia y uso de cannabis con fines medicinales, recordando que los usos no autorizados están penalizados por la ley de estupefacientes (23.737). Esto, luego de que la convención de estupefacientes de la ONU quitara al Cannabis de la lista de drogas peligrosas por recomendación de la OMS.

Una de las cuestiones importantes que incorpora la ley de uso medicinal es la creación de un registro tanto de cannabicultores como de profesionales médicos. En ese sentido, Bongiovanni señaló que es una cuestión muy importante  que se cree ese registro a nivel provincial para poder no solo controlar a quienes están autorizados a cultivar, sino también las razones terapéuticas por las que se da ese cultivo. “Es mucho más acertado tener un registro provincial que se ajuste a la realidad local”, dijo.

“Estamos muy atentos a cómo la Provincia puede ampliar los derechos de la gente y la realidad es que el proyecto de a la legisladora Martínez –que tiene varios años pero se habían vetado los artículos sustanciales que son lo que ahora se volvieron a aprobar- definitivamente amplía derechos y es un proyecto de gran innovación y que comparte las intenciones que tiene la Provincia de Buenos Aires que es la provincia más importante en cantidad de profesionales y cantidad de cannabicultores, que ha presentado en abril un proyecto muy similar al que se aprobó en Tierra del Fuego”, comentó el abogado y agregó que salvo Córdoba y Formosa, todas las provincias adhirieron a la ley de uso medicinal de Cannabis.

Paralelamente, destacó la importancia de aprobar una legislación local, siempre que los decretos son normas maleables por el poder de turno, por lo que puede darse el caso de que ante el cambio de aires políticos en la Nación todo el amparo de la reglamentación sea derogado, retrotrayendo los derechos adquiridos por los pacientes que sufren patologías tratables con Cannabis. “Podría venir otro presidente, que no piensa igual y nosotros tendríamos la seguridad jurídica de una ley provincial”, señaló.

“A nivel profesional, nos capacitamos constantemente sobre el asunto de las drogas y de cuán justificado está la prohibición de ciertas sustancias y si deberían estar prohibidas de la manera que lo están. En el Cannabis no existe ninguna fundamentación científica validada a nivel nacional, ni mundial ni nada por el estilo que justifique su prohibición para consumo propio, ya sea medicinal o recreativo. Es una realidad y es una cuestión de tiempo y si se relevan los proyectos que hay en este momento Congreso Nacional, difícilmente sobreviva mucho tiempo más  la prohibición del Cannabis”, enfatizó Bongiovanni.

A más de ello, el abogado señaló que “La ley penal cuando describe el estupefaciente lo hace de una manera muy concreta que es: aquella sustancia que sea susceptible de generar dependencia física o psíquica a una persona y afectar su salud. La realidad es que el Cannabis no comparte esas características, ni está demostrado empíricamente que sea iniciática a otras drogas como sí está demostrado respecto del alcohol o el Clonazepam”.

“La discusión tiene que ver con una política sanitaria y hasta donde estamos dispuestos a prohibir sustancias y hasta donde estamos dispuestos a pensar que la prohibición es lo que nos va a garantizar un mejor acceso a la salud de la población, hay que cambiar la mirada hacia la reducción de riesgos y hacia la información”, enfatizó.

   No obstante, señaló que mezclar las discusiones sobre uso medicinal y recreativo suma a la desinformación y deben darse por carriles separados.

Finalmente expresó, “Es un proyecto que es necesario que se apruebe cuanto antes así como está, después hay que ver como laProvincia lo puede organizar a través de la reglamentación, qué es lo que se puede precisar para garantizar una rápida aplicación de la ley y si fuera necesario -con la experiencia que nos va a ir dando todo esto-, hacer una reforma legal en el futuro, no va a haber ningún problema en hacerlo, pero ya en un marco de conocimiento y una comprobación empírica que va a permitir mayores consensos en todo”.      

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: