Carta abierta: Padres de la Escuela N°35 “Jorge Luis Borges” piden con urgencia la presencialidad plena de sus hijos

Carta abierta: Padres de la Escuela N°35 “Jorge Luis Borges” piden con urgencia la presencialidad plena de sus hijos

Río Grande, 9 de septiembre de 2021.

Sra. Ministra Analía Cubino
Sr. Secretario de Educación Pablo López Silva
Autoridades de Supervisión Escolar
Autoridades de la Escuela N°35 “Jorge Luis Borges”
S / D

Quienes nos hacemos presentes en la jornada de hoy en este Ministerio somos padres y madres de niños y niñas que concurren a la Escuela N° 35 Jorge Luis Borges y venimos a plantear nuevamente la necesidad de encontrar una solución en el corto plazo en relación a la presencialidad plena, dado que fuimos la única escuela en la provincia que mantuvo tres burbujas hasta el mes de agosto del presente ciclo lectivo.
Es por ello que venimos a plantear una serie de situaciones que tienen que ser enmendadas con urgencia:

En relación al aspecto académico y de contenidos:
En la actualidad con la existencia de dos burbujas en cada grado vemos la diferencia que existe entre los niños en relación a los contenidos. Es alarmante el retraso que tienen los niños que se vieron afectados por las tres burbujas durante gran parte del año, ya que algunas de ellas tuvieron muy pocos días de clases. Necesitamos un plan para que todos esos contenidos sean recuperados y se nos explique por escrito cómo se llevará adelante.
Cabe agregar que al establecimiento concurren varios niños con discapacidad que sufren aún más la falta de continuidad en la concurrencia a la escuela, ya que el no poder ver a sus compañeros y compartir con ellos las actividades, les genera enormes dificultades en su progreso y desarrollo.

En relación a los protocolos vigentes, cuestiones de infraestructura y de seguridad del edificio escolar:
Sabemos y entendemos que la escuela es chica, que los salones no cumplen con las dimensiones que serían necesarias, que las ventanas en los salones son muy pequeñas para lograr la ventilación cruzada que se exige, lo que pone en riesgo la salud de nuestros niños y demás personas que desempeñan tareas en la institución, pero esto no significa que no pueda lograrse la presencialidad completa con todos los cuidados necesarios buscando un lugar alternativo donde desarrollar las actividades, algo que fue planteado en más de una oportunidad por las familias a las autoridades de la institución.
Es por estas circunstancias descriptas que requerimos el libre acceso a la información recabada respecto a las condiciones reinantes en la institución de acuerdo a los protocolos vigentes, incluidas las pruebas de Dióxido de Carbono (CO2). Estamos al tanto de que autoridades de Supervisión Escolar estuvieron en la institución, necesitamos información clara y precisa sobre las cuestiones de infraestructura que ya se detectaban antes de la pandemia y que no fueron subsanadas durante el año 2020 cuando los niños estaban con clases virtuales y la escuela desocupada.
Hemos leído y escuchado en notas periodísticas en las que la Ministra Cubino se refirió al distanciamiento mínimo y que se les proporcionarán a los niños barbijos doble capa. Como deben saber, en la escuela 35 esto resultaría imposible, debido a uno de sus problemas más importantes es la falta de controlador de temperatura en el sistema de calefacción, lo que no permite regularla. Incluso antes de la pandemia muchos de los niños y niñas sufrían dolores de cabeza, mareos, sangrados nasales, por dicha situación. Imagínense ahora que todos deben utilizar barbijos. A ello se agrega que de acuerdo a lo informado por el “Equipo de Gestión” de la escuela, no existe el suficiente personal POMYS para realizar la sanitización que de manera constante exige el protocolo.
Es necesario obtener una solución urgente tanto para la salud de los niños como para garantizar su derecho a la educación. Queremos la presencialidad completa, sin que ello sea a costa de la salud de los niños y demás personas que se encuentren en la escuela.
Por otro lado, necesitamos conocer el plan de evacuación del establecimiento educativo y que sean llevadas a cabo las correspondientes simulaciones con los alumnos para que estén debidamente preparados ante cualquier eventualidad en la cual sea necesaria aplicarlo.
En este sentido, adjuntamos fotos de la institución en las cuales se observa la disminución del espacio en pasillos y lugares de paso por la cantidad de mobiliario acumulado y la falta de elementos de seguridad como matafuegos, lo que nos genera mucha preocupación.
Muchos de nosotros y nosotras llevamos años en la institución, nunca se nos notificó del plan de evacuación, cuál sería el punto de encuentro, cómo se trabajaría esta situación con los niños con discapacidad, entre otros aspectos que nos resultan básicos a la hora de sentir seguridad.

Es por ello que exhortamos a todas las autoridades educativas que se gestione la búsqueda de otros lugares en los cuales se puedan dar clases a cada uno de los cursos de manera integral, para que finalmente puedan adquirir los conocimientos de una manera igualitaria y obtener los objetivos de estudio planteados, así como se subsanen las faltas mencionadas.

En relación al diálogo con las autoridades y la comunicación deficiente por parte de la institución:
Hemos sido involuntarios partícipes de distintas situaciones que consideramos no se condicen con el trato que se debe dispensar a las familias. Entre ellas podemos nombrar la recepción de correos electrónicos en cualquier día y horario, incluso padres y madres que no han sido notificados de los horarios de ingreso / egreso de sus hijos; semanas donde no se han enviado tareas y tampoco se ha comunicado desde la institución cómo se iban a recuperar esos contenidos, todas situaciones habituales a lo largo de este año. Lo narrado ha generado desmotivación y falta de interés en los niños y niñas, así como cansancio y agotamiento mental en las familias al no poder organizarse de manera acorde con las obligaciones laborales.

Por todo lo expuesto, apelando a la buena voluntad de todas las autoridades involucradas a las cuales dirigimos esta nota, como también esperando ser convocados a una reunión para poder expresar nuestras opiniones y vivencias como familias comprometidas con el derecho a una educación de calidad para nuestros hijos e hijas; aguardamos una pronta respuesta a nuestras solicitudes y los saludamos atentamente.

Padres y Madres Escuela N° 35 “Jorge Luis Borges”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: