Retomar la senda del crecimiento depende de la capacidad del Gobierno para renegociar la deuda

Luego de conocerse informe técnico del FMI sobre la situación de la deuda externa, el economista Martín Kalos, de la consultora Elípsis, se refirió a la actual situación que atraviesa la Argentina y señaló que el eslabón fundamental para retomar el crecimiento es que el Gobierno de Alberto Fernández pueda renegociar el cúmulo de vencimientos que se avecinan.

90

  En dialogo con FM La Isla, el economista Martín Kalos se refirió a la divulgación del informe del staff técnico del Fondo Monetario Internacional respecto de la imposibilidad de que Argentina afronte sus compromisos en dólares sin quitas o reperfilamiento de plazos. En tal sentido, refirió que se trata de un gesto que tiene más impacto en lo político que en lo técnico, puesto que los motivos por los que los técnicos del organismo financiero arribaron a dicha conclusión ya eran absolutamente conocidos por los mercados.

   “Que el FMI también  diga qué la deuda es impagable y se sume a la postura oficial es mejor a que no lo haga, pero esto en principio,  no tiene un efecto concreto. Porque que el FMI diga que el análisis es correcto  no es algo que no se supiera ya” dijo el experto, al tiempo que explicó que los fundamentos del staff del FMI son que hubo una devaluación y que Argentina carece de financiamiento externo, cuestiónes que se vienen suscitando desde abril de 2018 y que motivaron la búsqueda de salvataje ante el FMI por parte de Macri.

  Kalos destacó que el nuevo informe es coherente con lo que ya había dado a conocer este mismo Staff antes de la firma del acuerdo Stand By que determinó la aprobación de desembolsos para nuestro país y descartó que haya habido influencias políticas sobre ello. En tal sentido, Kalos descartó que las declaraciones de Cristina Kirchner, respecto de la ilegalidad de la deuda, hayan tenido influencia en el informe técnico.

   Por otra parte, el economista se refirió a la baja en la tasa de interés de referencia que impuso el BCRA, lo que genera ciertas expectativas de reactivación del sector productivo dada la mayor accesibilidad al crédito que esto supone. Sobre ello, comentó que la importancia de la medida depende del derrotero que se emprenda para la negociación de la deuda y -en algún momento- la estabilización de la crisis. “Es una estabilización que depende como primer paso de la renegociación exitosa de la deuda, si no se renegocia bien difícilmente puedan equilibrarse el resto de las variables”, expresó y agregó, “con la distribución de ingresos a través de los bonos y los anuncios respecto de la jubilaciones se buscó frenar la caída, sabiendo que no va a lograrse un recuperación visible, pronunciada y sostenible en el tiempo, hasta que no se  haya podido arreglar todo el desequilibrio que tienen, porque ese desequilibrio tiene como componente importante la deuda. Una vez subsanado eso, habrá que continuar con el resto de las variables para lograr crecimiento”.

   Acerca de la renegociación de la deuda, el economista sostuvo que “El FMI es un actor que no es el que más preocupa, la preocupación del gobierno son los inversores privados” y señaló que es muy probable llegar a acuerdos con el FMI para ampliar los plazos mientras que la  negociación dura es con los acreedores privados,  “Es la que está más  cerca en el tiempo y que supone las mayores dificultades”, dijo.

  En igual sentido, opinó que “Hay que tener paciencia, este proceso va a ser largo”  y señaló que es difícil calificar positiva o negativamente el desarrollo de las negociaciones porque es algo que se desarrolla con muchos hermetismos entre los actores, al tiempo que sostuvo que el gobierno ha quedado atado de pies y manos  por la falta de perspectivas certeras sobre los efectos de la crisis. Crisis que va a demandar de recursos para afrontarla, sobre todo en lo que respecta a los sectores más vulnerables. Falta para salir, porque para salir hacen falta recursos y Argentina no los tiene», sentenció.

   Preguntado por cual debería ser el camino a emprender para una recuperación, el experto dijo que “El desafío es que Argentina brinde expectativas de crecimiento para que se invierta e intentar poner en pie una maquinaria productiva que está paralizada.

  Respecto de los mercados Kalos comentó, “Hay un poco de impaciencia de los mercados y es lógico dado que hemos perdido mucho tiempo sin políticas que puedan sacarnos de la crisis, este gobierno recién tiene dos meses, pero la gente ha perdido el 20% de sus ingresos reales durante el gobierno de Macri, las pymes perdieron ventas,  se han perdido exportaciones y empresas exportadoras, y hay ansiedad, pero este paso a paso de cómo se resuelve es clave. Porque no se puede empezar por otro lado, si se empieza a intentar aumentar el consumo de una manera que en dos meses se acaba, se habrán malgastado recursos sin sollucionar nada»  al tiempo que recordó que este año Argentina afrontará vencimientos por 40 mil millones de dólares.