Rial Posteó en Twitter sobre la AAP del Gobierno.

Finalmente se confirmó que trabaja con geolocalización

178

  La APP diseñada a pedido del Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego ya está disponible en el Playstore  para android y se denomina TDFunida. Tal y como fuera alertado por varios dirigentes y en particular por el Colegio Público de Abogados de Río Grande, se trata de un aplicación que solicita el permiso de geolocalización y recaba otros datos sensibles del usuario como ser la red de Wifi que se está utilizando y la agenda y tarjeta SD del teléfono. La aplicación también solicita permiso para impedir que el teléfono se coloque inactivo, realizar llamadas, recibir y modificar datos en la SD y acceder a la ubicación precisa del usuario mediante datos  de la red combinados con los del sistema de posicionamiento global.

  Además de los permisos para la instalación, las políticas de privacidad de la app implican el compartir los datos del usuario con el Ministerio de Salud de la provincia, el Ministerio de salud de la Nación, fuerzas de seguridad, profesionales sanitarios, autoridades (Fuerzas de seguridad nacionales e internacionales) y empresas de software, entre ellas Pixart SRL, que generó el contenido.

   La controversia tuvo eco en un posteo del periodista Jorge Rial, quien publicó en su cuenta de Twiter: “me cuentan desde Tierra del Fuego que, con la excusa del #coronavirus, el gobernador @Gustavomelella pide que bajen esta app. Parece que además se quedarían con tus datos y tus conversaciones. Ojo al piojo” 

   Es dable señalar que según había anunciado la Ministra de Gobierno Adriana Chapperón en distintos medios, se trataba de una aplicación destinada a controlar la circulación de personas, de modo que se pueda restringir al máximo que quienes no estén trabajando permanezcan en sus casas y que otorgaba un permiso de salida luego de la carga de una serie de datos referidos a la salud. No obstante, el Gobernador Melella desmintió tal versión y dijo que no sería de uso obligatorio.

  La controversia estuvo en ligar la prohibición de salir a un dispositivo de control de posicionamiento, dado que resulta un avance peligroso de la tecnología al servicio del control social, atropellando principios fundamentales del Estado de derecho, como la libertad individual y ambulatoria y llevando el nivel de control al extremo. En tal sentido, es preciso señalar que la infracción a la cuarentena está tipificada como delito federal, por lo que de haberse puesto en marcha el mecanismo que se pretendía, su hubiere controlado por medios tecnológicos una conducta que en caso de desarrollarse implica recibir pena de prisión.